Nya Spa i Bellesa | Horario: Lunes: 17h a 20h - Martes a Viernes: 10h a 13h / 17h a 20h - Sábados: 10h a 13h | Teléfono: 935.798.045 | Nya Boutique | Teléfono: 935.792.835 | WhatsApp: 609.081.955 | E-mail: info@nyaspa.com
Blog
 13/04/2017 - Una novia radiante  Comenta esta noticia

Toda novia desea brillar el día de su boda. Conozcamos las 10 armas beauty que le ayudarán a conseguirlo.

A todas las novias les une un mismo objetivo, simbolizar el compromiso con la persona amada en un evento especial. Pero cada una lo disfrutará de un modo único e irrepetible. Y es que, cada vez más, casarse depende de las vivencias, los deseos y el carácter de cada pareja. Pero, sobre todo, varía según cada tipo de novia. Y es que ella buscará espacios únicos, originales e impactantes que configuren el lugar idóneo para compartir y expresar su amor junto a sus seres queridos. De ahí que los complementos, las flores y la música deban unirse en un espectáculo único que recree momentos irrepetibles e instantes para el recuerdo.

A pesar de las diferencias, hay algo que sin duda todas las novias tienen en común y es el deseo de estar radiantes en un día tan especial. Y es que de ese día saldrán imágenes que quedarán para siempre en el recuerdo. Serán momentos compartidos, momentos soñados.

En este artículo conoceremos los mandamientos que las novias pueden seguir para estar radiantes ese día. Y nosotras, como profesionales, podemos ayudarlas a conseguirlo.

Antes de comenzar recordemos que el tiempo es sin duda uno de los mayores handicaps con los que contamos ese día como estilistas, pero con un buen wedding planner podemos conseguir que la novia lo viva sin estrés. El día “D” es un momento que la protagonista tiene que disfrutar, de ahí que el equipo de profesionales deba hacerla sentir única y especial, personalizando todos los tratamientos que necesite para cubrir cada una de sus necesidades. Y siempre siendo fiel a su estilo y sin que pierda su identidad. A continuación conoceremos las armas beauty con las que contamos.

Las 10 claves beauty para toda novia

1. Ejercicio y dieta. La eliminación de toxinas y grasas es uno de los objetivos más difíciles de conseguir de cara a la ceremonia, de ahí que sea importante ponerlo en primer lugar en el programa de belleza nupcial. Debemos tener en cuenta el tipo de cuerpo de cada una y seguir un asesoramiento profesional. Si la novia quisiera mejorar su figura sería necesario apostar por una dieta y un plan de ejercicios que le ayudasen a perder esos kilos de más (aprendiendo a comer sano y de forma equilibrada). Al mismo tiempo, y conjuntamente, se puede usar la tecnología médico-estética más innovadora y efectiva del mercado, como la lipoescultura o la mesoterapia.

Tampoco podemos olvidar el tratamiento para conseguir unos brazos torneados, ya que normalmente éstos se encuentran a la vista el día de la celebración. En este caso el ejercicio será el mejor aliado.

2. Tratamientos corporales. Existen tratamientos reductores, anticelulíticos, drenantes, etc. Debemos evaluar las diferentes opciones que existen para que la novia logre sus objetivos. Es necesario incluir un buen peeling corporal para una buena hidratación y exfoliación de la piel.

También es importante realizar un plan de belleza que combine la parte estética con la médica, empezando por el análisis exhaustivo de la piel y determinando los tratamientos y cuidados adecuados para cada una. Algunos tratamientos estéticos pueden ayudar a dar un empujón beauty a algunas zonas del cuerpo más rebeldes.

3. Bronceado. Ya sea UVA o bronceado inmediato, ayudará a aportar vitaminas y naturalidad a la piel.

4. Depilación. Depilación láser, con cera caliente o fría o depilación eléctrica. La planificación de la depilación es uno de los puntos más importantes de cara a la boda. La depilación láser se ha convertido en un indispensable hoy día para no tener que programar fechas ajustando al máximo su duración, o para evitar las molestias e inconvenientes que puede suponer otro tipo de depilaciones. El objetivo es conseguir una piel suave y lisa. En el caso de que se apueste por los métodos de depilación tradicionales se aconseja dejarlo programado para el día antes de la ceremonia.

5. Facial. Representa la belleza nupcial. Existen diferentes tratamientos de lo más innovadores que ayudarán a la novia a lucir fresca y con luminosidad. Para ello contamos con un amplio abanico de opciones, desde los tratamientos flash antiaging, lifting sin cirugía y las novedosas beauty gun hasta los tratamientos médico-estéticos más efectivos del momento, que ayudarán a eliminar el estrés y la tensión del rostro. Estos tratamientos exfolian, hidratan, limpian pequeñas manchitas y hasta cambian el brillo y elasticidad de la epidermis. Siempre es recomendable que acompañemos este tipo de tratamientos con las mejores firmas cosméticas para asegurarnos mayor eficacia y durabilidad.

6. Manicura. El intercambio de anillos es uno de los momentos más inmortalizados el día de la boda, es un símbolo de unión. Y por ello es importante que las manos luzcan suaves, luminosas y muy cuidadas. Se aconseja comenzar un mes antes un tratamiento de parafina para ayudar con la reparación e hidratación de la piel.

Además, es muy importante decidir cuál será el tipo de esmaltado que se lucirá el día del enlace. Se puede elegir entre manicura semi-permanente, manicura con un tamaño de uña distinto (gel/porcelana o acrílicas) o una manicura tradicional. En este último caso, es recomendable programarla para el día anterior a la celebración.

7. Cuidado de los pies. Para un día tan largo y ajetreado no podemos obviar el cuidado de los pies de la novia. Ya no sólo para lucirlos, sino también para cuidarlos según el calzado que se vaya a utilizar. Una buena exfoliación e hidratación los dejará preparados para el gran día. Y un toque de color en las uñas podría convertirse en el complemento ideal.

8. Maquillaje y mirada. Este paso es imprescindible. Se puede optar por un efecto piel de porcelana, por maquillajes naturales o por algunos más arriesgados. Pero ser una misma es siempre la mejor opción. Un maquillaje duradero aplicado con los colores y las técnicas de temporada ayudarán a la novia a resplandecer. Pero para ello, se recomienda hacer pruebas con anterioridad para decidir qué puntos del rostro resaltar y para que la novia se sienta cómoda con el maquillaje en un día tan especial.

Por otro lado, la belleza de la mirada está en auge con las extensiones de pestañas (técnica que les aporta volumen y densidad), con el tinte y con la permanente, que les da vida en un solo gesto.

Además, un buen visajismo y el uso de diferentes técnicas para cuidar las cejas se convierten en un requisito para lucir unas cejas perfectas y diseñadas correcta- mente. Y también están al alcance otras técnicas más innovadoras y actuales como las extensiones de cejas o el microblanding, novedoso tratamiento que consiste en tener unas cejas perfectas utilizando una técnica de maquillaje semi-permanente que se realiza pelo a pelo en toda la ceja, ofreciendo un aspecto muy natural.

9. Relajación. Con masajes o rituales de bienestar. ¿Cuándo no viene bien un tratamiento antiestrés de relajación? Estos servicios trabajarán toda la musculatura a la novia, destensando y relajando los músculos, permitiéndole desconectar. Además le transportará a paraísos aromáticos y holísticos increíbles. La novia se debe dejar asesorar para saber cuál es la terapia más adecuada para ella.

10. Ser feliz. Una novia feliz es una novia radiante y preciosa. ¡La felicidad está de moda! La felicidad se lleva y el día de la boda es el mejor momento para lucirla.

Y por último, pero no menos importante, no podemos olvidar las beauty rutinas. Son productos de mantenimiento en casa, rutinas diarias de limpieza e hidratación que ayudarán a la novia a conseguir y mantener el estado idóneo de la piel. ¿Por qué no mantener lo que tanto le ha costado conseguir para estar radiante? ¿Por qué no puede ser el compañero perfecto en el inicio de esta nueva etapa?.

 

 28/01/2016 - Descubre nuestras Beauty Party  Comenta esta noticia

Para los que todavía no conozcáis nuestras fiestas de belleza, ¡no dejéis de leer!

Desde Nya Spa i Bellesa nos hemos especializado en la organización de eventos. Las Beauty Party se realizan para celebrar ocasiones especiales en nuestros centros de belleza ubicados en Mollet del Vallès y Girona. Puedes crear la tuya propia escogiendo los servicios que más se adapten a tus necesidades. Ponemos a vuestra disposición un espacio exclusivo, único y explosivo de sensaciones táctiles, olfativas, visuales y gustativas que no dejan indiferente a la persona que ha hecho su paso por Nya y ha recibido alguna de nuestras propuestas.

Actualmente, nuestras propuestas de Beauty Party se componen principalmente de servicios estéticos, acompañados de catering o refrigerios. Pero nosotros damos un paso más…

¿Te atreves a descubrirnos?

Para comenzar, bienvenida con copa de cava, acomodación y explicación de la experiencia. Los invitados recibirán de manera individual y personalizada el tratamiento de mano de nuestras terapeutas y estilistas, que podrán llevarse a cabo en distintos talleres activos, por parejas o individuales. Entre esas actividades podéis añadir servicios como maquillaje, manicura, pedicura, tratamientos faciales, masajes corporales, recorrido spa, entre otros.

Además, incluimos personalización del ambiente adaptada a la temática que se quiera, en caso de necesidad. Durante la experiencia podréis disfrutar de degustaciones sorpresa en conjunto de dulces y salados, ¡entre otras sorpresas!

A continuación os dejamos algunas de las imágenes de nuestras Beauty Party realizadas hasta el momento.

 25/12/2015 - Cómo prevenir y tratar el acné  Comenta esta noticia

Con una prevalencia que oscila entre el 70% y 90% de toda la población y supone el 25% de las consultas del dermatólogo y el 20% de las del médico de familia, el acné suscita también un alto porcentaje de las consultas en los centros estéticos. ¿Cómo tratar esta alteración? Veámoslo a continuación.

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que supone una mayor activación de las glándulas sebáceas. Puede aparecer a cualquier edad pero hay picos de incidencia en la adolescencia. Entre el 80% y 90% de todos los adolescentes tienen al menos alguna lesión en un momento dado, siendo más frecuente en el caso de los chicos, probablemente por la asociación con los niveles de estrógenos (testosterona). En la edad adulta, sin embargo, el acné es más común en las mujeres, en particular la semana antes de la menstruación y al inicio de la menopausia, debido a los aumentos en los niveles de progesterona, la cual tiene efectos andrógenos y, por lo tanto, éstos hacen que aumenten las lesiones de acné. Al ser una afección propia de los más jóvenes es una de las que tiene más repercusión a nivel psicológico. El origen de la aparición del acné se debe a la hipersecreción sebácea. Cada tipo de piel viene determinado por la cantidad de sebo que producen las glándulas sebáceas y puede variar según el individuo, siendo el sebo una grasa fluida que contiene un 96% de lípidos. El canal pilosebáceo excreta este líquido y el poro lo conduce a la dermis, desempeñando un papel muy importante de protección. En el caso de las pieles grasas, se produce un aumento de la hipersecreción sebácea obstruyendo el poro folicular junto con una alteración de la queratinización convirtiéndose en una zona de colonización de la bacteria que causa el acné llamada “propionibacterium acné”.

Zonas con mayor concentración de acné
Las lesiones acneicas se desarrollan en las áreas de mayor concentración de las glándulas sebáceas, como son la cara, el cuello, el pecho y la espalda. La localización y la extensión en cada individuo y el diagnóstico de su gravedad se basan fundamentalmente en el examen físico para considerar la intensidad y la extensión, por lo tanto, dependerá directamente de la persona que lo observe y diagnostique. Esta examinación es muy importante ya que de ello dependerá el tratamiento elegido en base a la gravedad del problema y , por consiguiente, requiere conocer y tratar el acné de forma adecuada y personalizada. La herramienta de medición más común para el acné es un sistema que se clasifica de acuerdo con la gravedad de las lesiones:

Grado 1. Acné leve: es el más común y se caracteriza por la presencia de comedones, leves inflamaciones y puntos negros y blancos, principalmente localizados en nariz, frente y mentón.

Grado 2. Acné moderado: presenta cierta inflamación y algunas pústulas (acné menopáusico).

Grado 3. Acné moderado a severo: se caracteriza por grandes nódulos y pústulas con inflamación (acné rosácea).

Grado 4. Acné severo: muestra grandes nódulos, quistes y cicatrices, y presenta las lesiones más graves (pioderma facial, acné quístico, acné fulminante).

Factores que influyen en su aparición
Como hemos mencionado anteriormente, el factor hormonal está relacionado principalmente con el acné. Los factores ambientales también desempeñan un papel importante. Nuestra piel está expuesta continuamente a los cambios climáticos (temperaturas extremas o exposiciones prolongadas al sol) que pueden empeorar la dermis. Asimismo, puede verse afectada por lugares de trabajo donde se pueda tener contacto con grasa, como talleres de automóvil o restaurantes de comida rápida. En cuanto a los factores cosméticos, es importante tener una correcta información de su composición ya que la grasa de muchos de ellos puede obstruir y asfixiar la piel. Se recomienda siempre la utilización de productos específicos de marcas reconocidas. Entre algunas de las sustancias que funcionan como antigrano podemos encontrar el ácido glicólico, ácido retinoico, ácido salicílico, sulfato de zinc o aceite del árbol del té.

En la edad adulta pueden aparecer también afecciones en la piel que se asemejan al acné como reacción ante el uso de medicamentos, como las píldoras anticonceptivas, la cortisona, los esteroides anabólicos o algunos medicamentos para tratar el cáncer. El estrés y los factores emocionales también favorecen la aparición de acné. Las glándulas sebáceas y el sistema nervioso tienen una relación muy importante y hacen que la ansiedad, la emotividad o un trauma psíquico se acompañen de una seborrea nerviosa.

Por último, y no menos importante, la alimentación. La mala digestión de algunos alimentos propicia la aparición del acné y se ha asociado el aumento de acné con una ingesta calórica alta que produce una mayor activación de las glándulas sebáceas. Una de las consultas más generalizada entre nuestros clientes es si el consumo de chocolate produce acné. No hay evidencias científicas que muestren que su consumo produzca un agravamiento del acné, pero siempre es aconsejable llevar una dieta equilibrada empleando el sentido común, sin restringir el consumo de ningún tipo de alimento.

Consejos y mitos
Es importante realizar una limpieza diaria correcta para evitar la irritación, con un jabón suave libre de aceites (a poder ser de marcas reconocidas) y secando sin friccionar. No hay que olvidar la correcta higiene del pelo. El uso de crema en el cabello puede conectar la unidad pilosebácea si la crema entra en contacto con la piel y favorecer el desarrollo del acné. Tampoco se debe exponer la piel a tratamientos agresivos ni obsesionarse con la higiene, ya que el acné no está causado por una piel sucia. Lavar la piel con vigor o agresivamente no tiene justificación (contrariamente, podría causar más inflamación e inducir a su progresión). Actualmente, las industrias cosméticas y farmacéuticas nos proveen de eficaces productos específicos. Es importante la correcta prescripción por parte de la profesional de la estética. En casos graves se debe acudir al dermatólogo (el médico especialista en el tratamiento del acné) que individualizará el tratamiento, seleccionando unas cremas o pastillas según el sexo, la edad o el tipo de cada paciente. El tratamiento requiere constancia y persistencia, ya que puede mantenerse vivo meses o años y es importante mantener unos cuidados generales.

No se deben manipular las lesiones de acné sin un profesional cualificado que pueda diferenciar los grados del mismo para conseguir un tratamiento correcto. Las marcas en forma de cicatrices o zonas rojas van a mejorar de forma notable con el paso del tiempo tratándolas con cremas específicas. En los casos más graves, existen tratamientos eficaces de luz y láser.

Cómo tratarlo
Los tratamientos del acné incluyen el equilibro de los andrógenos, la disminución de la inflamación y de la producción de sebo evitando el taponamiento folicular, y la reducción de la proliferación de “propionibacterium acné”. El tratamiento del acné en el centro de belleza y de la mano de la profesional de la estética debe estar basado en un correcto diagnóstico personal y exhaustivo de cada cliente, teniendo en cuenta el sexo, la edad, el estado de la piel y la gravedad de la lesión, con un adecuado tratamiento en cabina y un excepcional asesoramiento de nuestro cliente para su mantenimiento en casa con productos específicos.

Actualmente los expertos en dermatología estudian nuevas formas de medir la gravedad del acné. La EGAE (Escala de Gravedad del Acné Española) es una nueva medición sencilla que consta de una escala facial, que posee cuatro fotografías ordenadas según la gravedad del acné y que se puntúan del grado 1 al grado 4, y una escala para tronco (espalda y pecho), con tres fotografías para cada región en las que el grado 1 es el menos grave y el grado 3 el más grave. La aplicación es sencilla, simplemente se compara la mejilla del paciente con las imágenes de la escala facial. Una escala sensible a los cambios clínicos que experimentan los clientes.

Ana Exposito

 25/12/2015 - ¡Guapas después de Navidad!  Comenta esta noticia

¿Quién dijo que la operación biquini sólo es en verano? Muchísimas son las técnicas que tenemos a nuestro alcance para ayudar a nuestros clientes a recuperar la figura. Si queremos conseguir resultados deberemos concienciar de que, pasada la Navidad, es el momento idóneo para ponerse a ello.

En Navidad se cambian los hábitos y se rompe con la rutina. Celebraciones, largas sobremesas, brindis y una gran cantidad de dosis de alegría festiva hacen olvidar estas prácticas saludables que tanto cuesta mantener. Pasados estos días se suele empezar con los buenos propósitos de enmienda para el año entrante, entre los cuales se encuentra el número uno: recuperar y subsanar los daños causados a la figura tras la Navidad. Por ello, no es de extrañar que el servicio más demandado por los clientes a la entrada del nuevo año sea ayuda para eliminar los excesos de más, recuperar el equilibrio o simplemente iniciar lo que en el año anterior no fueron capaces de conseguir. Un buen análisis de necesidades y un estudio personalizado del cliente nos diferenciará y nos acercará más al objetivo (el diagnóstico es clave en el inicio de un tratamiento).

Mens Sana In Corpore Sano
No olvidemos nunca que una mente equilibrada permite cuidar el cuerpo con salud. ¿Por qué no ayudar también a escapar de hábitos poco saludables, estrés, etc.? Estudios actuales demuestran que muchos de los desarreglos alimenticios son debidos a esta vida vertiginosa en la que vivimos. Debemos tomar de vez en cuando un respiro y, por ejemplo, proponer a nuestros clientes algunos tratamientos antiestrés sensoriales. Dieta y buena alimentación, rebajar el nivel calórico de las comidas y aumentar el consumo de frutas y verduras, consiguiendo fibra y vitaminas (tan importantes en esta época del año, ya que ayudan a cuidar la piel y protegen del frío), junto con ejercicio regular y consumo de agua, son puntos que debemos indicar y concretar a nuestros clientes a la hora de iniciar un tratamiento reductor, detox o remodelante, para recuperar la figura. De esta manera podremos ofrecer garantías sobre nuestro trabajo en cabina.

Dinamizando la silueta
Son muchos los métodos de los que se dispone actualmente para conseguir un tratamiento reductor, pero un buen trabajo previo de detox y depuración del organismo, termosudación así como uso de exfoliantes, ofrecerán una mayor efectividad en los tratamientos. La aplicación por ejemplo de lodos (emolientes, que suavizan la celulitis y remineralizantes), algas (que ayudan a eliminar los desechos metabólicos y a drenar por efecto de sudación, ayudando a la lipolisis) y envolturas, son algunos de los métodos que pueden optimizar estas aplicaciones. El Drenaje Linfático y los masajes anticelulíticos se pueden llevar a cabo gracias a firmas de alta calidad y efectividad que hoy tenemos a nuestro alcance y que nos ayudan en los tratamientos anticelulí- ticos, dirigidos a romper y absorber los nódulos de grasa y a revitalizar los tejidos con un efecto adelgazante (ya sea a través de masaje, concentrados, mascarillas o envolturas, indicados para las zonas con más acúmulo). La aparatología reductora, combinada y estudiada en cada caso, también puede aumentar los resultados. Algunos de los recursos que se pueden emplear son:

 Cavitación: ayuda a destruir la grasa localizada.

 Radiofrecuencia: reafirma la piel y tejidos.

 Presoterapia: para facilitar el drenaje linfático.

 Láser lipolítico: favorece la estimulación del metabolismo fisiológico de las grasas, gracias a la fotólisis.

 Ultrasonido: ayuda a reducir los adipocitos en las zonas trabajadas.

 Electroestimulación: corresponde a la gimnasia pasiva.

 Masaje sub-dérmico: que drena, reafirma y remodela.

 Mesoterapia virtual: frío localizado, con trajes de electroestimulación. Actualmente se pueden encontrar otros aliados para alcanzar estos objetivos. La nutricosmética, tan en auge hoy en día, es uno de ellos puesto que trabajada en sinergia con los tratamientos, potenciando, facilitando y ayudando a desintoxicar, eliminar, reducir las grasas y cuidar el aspecto de la piel.

Diagnóstico y control
La consigna de todo tratamiento debe ser: “diagnóstico y control – liberar y destruir grasa – drenar y eliminar – reafirmar y tonificar.” Bajo este pretexto no se puede olvidar nunca recomendar al cliente un tratamiento específico y personalizado para su caso, además de un seguimiento individual. Hay que ser consciente de que para conseguir una mayor efectividad en el tratamiento, el trabajo de casa y el de cabina tienen que ir de la mano, compenetrados, empleando productos específicos como cremas, geles o aceites anticelulíticos, liporeductores, reafirmantes o remodelantes. Y es que el éxito de cumplir el objetivo propuesto a un cliente nos garantiza la fidelidad de éste para futuros tratamientos. Nuestro consejo debe ser sincero, profesional, técnico y garantizado.

Ana Exposito